Curiosidades que desconoces sobre Lord Byron


Hoy vamos con un escritor curioso donde los haya, un escritor carismático, con una fuerte personalidad, amante de los animales, y siempre con el impulso de apoyar a los oprimidos. Todo un personaje, George Gordon Byron, uno de los escritores más importantes y conocidos del Romanticismo. Vamos a ver algunas anécdotas y curiosidades sobre su vida (de hecho, seguro que me he dejado alguna fuera, ya que su vida está plagada de curiosidades de este tipo):

- Si hay algo que define e individualiza a Lord Byron es su carácter. Se ganó una reputación de ser original, controvertido y nada convencional. Se puede decir que Lord Byron amaba la belleza: tenía mucho estilo, era muy galante, tenía unos modales muy buenos... Otro aspecto de Byron es que siempre se ponía a favor de los débiles y marginados, y siempre consideró a la nobleza y a la alta sociedad como personas hipócritas.

- Amaba a los animales y adoraba su compañía. Entre su repertorio de mascotas tuvo un zorro, monos, loros, gatos, un águila, un halcón, gallinas de Guinea, un cuervo, un tejón, gansos, una grulla egipcia, una garza y... un oso (el cual metió en una residencia en la que se prohibían los animales domésticos). Sin embargo, su preferido fue su perro terranova "Boatswain", al cual amaba realmente. De hecho, cuando murió su perro, lo enterró y escribió en su tumba estos versos tan maravillosos:
"Aquí reposan
los restos de una criatura
que fue bella sin vanidad
fuerte sin insolencia,
valiente sin ferocidad
y tuvo todas las virtudes del hombre
y ninguno de sus defectos."

O una frase que a mí me encanta y que también demuestra su amor por su mascota:
"Cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro"


- Lord Byron nació con una deformidad en el pie derecho. Era patihendido, es decir, sus dedos estaban metidos hacia dentro, lo cual le dificultaba muchas tareas. Su padre le dijo claramente que nunca llegaría a andar bien ni mucho menos a correr (se nota que su padre no tenía mucho tacto con los defectos y enfermedades...). Sin embargo, Lord Byron nunca se rindió y llegó a disimular su cojera, llegando incluso a correr. Cuando se hizo mayor, sus maneras y modales se combinaron con su cojera disimulada y le dieron una forma de andar única, muy propia y elegante.

- Nunca sintió vergüenza por esta enfermedad, sino más bien todo lo contrario. Cuando la gente se reía de él y se burlaba de su pie, Lord Byron se enorgullecía de ello y respondía con clase: "Cuando un miembro se debilita siempre hay otro que lo compensa".

- Lord Byron tuvo de pequeño una relación muy curiosa de amor-odio con su madre. Su madre Catherin le llamaba cojo bribón o pequeño diablo, mientras él la llamaba vieja o la viuda. Sin embargo, a pesar de estos pequeños roces, Lord Byron diría posteriormente que amaba a su madre y que era la única que lo entendía.

- Desde pequeño siempre tuvo un carácter muy enamoradizo (lo refleja en una variación de la frase que hemos comentado antes sobre su amor a los animales, en la que pasa a decir: "Cuanto más conozco a los hombres, menos los quiero; si pudiese decir otro tanto de las mujeres me iría mucho mejor") y guardó en su memoria mujeres como Mary Gray, Mary Duff, Margaret Parker... se enamoró de todas ellas antes de los 14 años.


- Cuando entró en la universidad de Cambridge, se ganó el nombre de "buen chico" y "estudiante brillante", pese a tener un estilo de vida muy despalfarrador y licencioso. Además, Lord Byron fue un magnífico deportista. Destacó en la esgrima y en el boxeo, llegando a ser todo un experto en ambos deportes. Durante esta época ya se veía su gran afición por la escritura, cuando empezaba a escribir poemas y versos sueltos.

- Enseguida empezó a publicar grandes obras, aunque algunas suscitaran diversas opiniones o quejas. Ante las críticas, Lord Byron siempre respondía de forma combativa y publicando nuevas obras mejores.

- Su carácter, sus obras y su odio hacia ciertos sectores de la sociedad hicieron que se le odiara generalmente. Este odio provocó que los rumores sobre su vida (algunos ciertos, otros falsos) se extendieran con gran rapidez y llegaran a todos lados. Los rumores sobre sus relaciones incestuosas con su hermanastra Augusta (con la que tuvo una hija, Medora), sus poemas antipatrióticos, su acusación de sodomía y las dudas sobre su cordura (éste último debe de ser falso, el problema es que era un poco "raro", ya comentamos al principio del artículo su extraña personalidad) le atormentaron durante su estancia en Inglaterra.

- Harto de rumores y de que se metieran en su vida sin ninguna consideración, Lord Byron abandonó Inglaterra para no volver nunca. Durante el resto de su vida se dedicó a realizar varios viajes y a vivir en diversos lugares con amigos o conocidos (por ejemplo, pasó una larga estancia con el matrimonio Shelley, Percy y Mary, autora de la novela "Frankestein"). Durante sus viajes, Lord Byron creó un periódico llamado The Liberal

- En una ocasión sufrió un ataque epiléptico y enfermó gravemente. Los médicos le prescribieron unas sangrías, a lo que se negó rotundamente. Después de unos días de estar gravemente enfermo, accedió al tratamiento de los médicos, mientras los llamaba "¡¡Asesinos!!". Tras tres sangrías y aproximadamente dos litros de sangre extraídos, murió tristemente.


Fuente

Lord Byron - Wikipedia

5 comentarios:

Leviatán dijo...

Jajaja, meter un oso en una residencia donde se prohibían animales domésticos...Solo a él se le podía ocurrir!!! Me encanta el Romanticismo, aunque reconozco que practicamente todo lo que he leído de esta época ha sido del romanticismo español (cómo olvidar la canción del pirata o el reo de muerte, de Espronceda, o las GENIALES rimas y leyendas de bécquer...). Lo malo de leer poesía (con el resto de géneros pasa menos), traducidos de otro idioma, es que la traducción pierde mucho (hay que adaptar algunos versos para que rimen y tal...), se pierde mucho sentido del poema. ¡Hay que aprender idiomas!!
Lord Byron fue desde luego todo un personaje, extravagante, sí, pero como la mayoría de los genios. Muy buen artículo!!
PD: Me voy a permitir hacerte una petición... Me gustaría mucho que alguna vez hablaras de una autora que precisamente nombras en la entrada: Mary Shelley, que escribió el que creo que es mi libro favorito de todos cuantos he leído: Frankenstein o el Moderno Prometeo. Una OBRA DE ARTE, con mayúsculas.
Saludos!!

El Busto de Palas dijo...

¡Hola Leviatán!

Es cierto el problema que comentas al leer traducciones de poemas extranjeros, si se traduce pierde el "encanto" original, pero si no se traduce puedes liarte bastante al leerlo. En fin, habrá que aprovechar y disfrutar más de la literatura española, que también tiene grandes joyas y es una de las más importantes del mundo.

Y muchas gracias por la recomendación, la tendré en cuenta para los próximos artículos. En la próxima semana intentaré publicarlo si puedo, ya lo comprobarás ; )

herni dijo...

No me gusta la poesía, pero el poema ese,.... me a conmovido, ssss. Aunque lo del oso,..., bueno,..., YO NO LO HARIA.

fifti dijo...

La verdad es que no tuvo una muerte muy agradable, pero me recuerda a los curas, sacerdotes, que se entregan completamente a las personas y se van con leprosos sin importarles y realizando obras dignas de admirar (desde mi punto de vista estas personas son los estandartes de la iglesia, sin ellos no sería nada), pero hacia los animales. A mi tambien me a gustado mucho ese poema. En cuanto a los numerosos rumores que corren de su personalidad, cada persona es distinta por genetica (desde otro de mis puntos de vista poca no mucha gente es "normal" todo el mundo, o tiene TDH, otra tontería que sea más o menos nervioso, o que sea mas o menos ordenado, lo que tambien tiene un sindrome caracteristico, aunque como pienso es dificil de explicar, lo mismo tambien estoy un poco "loco") y a cada persona cuando es famosa se le echa leña al fuego, hay los humanos como somos de cotillas y toca narices.

El Busto de Palas dijo...

¡Hola herni y fifti, gracias por comentar!

@herni: La verdad es que el poema hacia su perro es conmovedor, se nota que lo amaba de verdad... Y lo del oso, bueno, ya sabes cómo es Lord Byron, siempre tan extraño y original. Yo creo que la idea de meter al oso en la residencia era simplemente una protesta porque no dejaban entrar a ningún animal, así que en contraposición metió al más raro que se le ocurrió, para que se quedaran todos asombrados y burlarse.

@fifti: Es cierto fifti, me ha gustado la comparación como si fuera un "misionero de los animales" en referencia al amor que sentía por ellos. Respecto a las críticas y rumores que corrían sobre él, pues también se puede comprobar en la actualidad (si buscas información sobre cualquier famoso, seguro que encuentras mil rumores sobre su vida privada). El ser humano siempre ha sido cotilla, metiéndose en la vida de los que conocen o los que sobresalen en la sociedad.

Y es que al fin y al cabo, todos somos diferentes (aunque algunos se empeñen en "seguir las modas" y "ser normal", soberanas tonterías muy presentes en la sociedad actual, que parece necesitar "seguir la corriente de la gente" para sentirse a gusto).

Saludos a los dos.

 

El Busto de Palas está bajo licencia Creative Commons | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates