La vida de los grandes científicos (III) Albert Einstein (2ª parte)


En el anterior artículo, dejábamos a Einstein en el momento de conseguir su primer empleo en una oficina de patentes y con su diploma oficial como profesor de matemáticas y física, en el año 1900, con una edad de 21 años aproximadamente.

Poco después de conseguir su doctorado, publica una de sus primeras tesis, "Una nueva determinación de las dimensiones moleculares", cuya idea surgió mientras Einstein tomaba el té con un amigo suyo llamado Michele Besso. Mientras se echaba azúcar en el té, a Einstein le llegó la inspiración y sugirió: "¿Crees que el cálculo de las dimensiones de las moléculas de azúcar podría ser una buena tesis de doctorado?" (seguro que todos nosotros pensamos en esa clase de cosas cuando le echamos azúcar al té...).

A partir de ese trabajo, no paró de publicar nuevos. Solamente en el año 1905 publicó un trabajo que explicaba el movimiento browniano (titulado "Sobre el movimiento requerido por la teoría cinética molecular del calor de pequeñas partículas suspendidas en un líquido estacionario"), otro que explicaba el efecto fotoeléctrico (titulado "Un punto de vista heurístico sobre la producción y transformación de luz"), y otros dos que trataban sobre la relatividad especial (si queréis conocerla más en profundidad, os recomiendo un librito muy sencillo y sin tecnicismo, Relatividad especial sin fórmulas) y la equivalencia masa-energía (que contiene la fórmula más famosa del mundo de la física, E=mc2). Este fue uno de los años más prolíficos de Einstein, suponiendo todo un hito en la historia de la física. Fue tan importante, que la Unión internacional de física pura y aplicada junto con la Unesco conmemoraron 2005 como el Año mundial de la física, celebrando el centenario de publicación de estos trabajos.

Todos estos trabajos empezarían a dar sus frutos al año siguiente, cuando le otorgan el grado de doctor en la universidad de Zúrich. Pero es en el año 1921 cuando de verdad le conceden el honor de un Premio Nobel de Física por todas estas investigaciones. Sin embargo, no todo eran alabanzas: muchos físicos y periodistas atacaban su teoría de la relatividad especial, que suponía una verdadera revolución en la física y resultaba ser antiintuitiva (con el tiempo, la comunidad internacional fue adoptando las teorías de Einstein, pero al principio hubo muchos detractores que daban fuertes argumentos en contra).

Después de publicar estas teorías, Einstein trabaja como profesor en diversas universidades, hasta que acaba por establecerse de forma fija en Berlín. Allí, se separa de su primera mujer y se casa con su prima Elsa Einstein.

En esa época, trabaja en otro de sus famosos estudios, el de la Teoría de la Relatividad General (el cual alcanza gran popularidad y, al mismo tiempo, muchos detractores). También en estos años publica de forma conjunta con un joven físico indio llamado Satyendra Nath Bose las Estadísticas de Bose-Einstein.

Durante esos años en Alemania, un acontecimiento mundial cambiaría la vida de Einstein.

Hitler sube al poder y Einstein se va a EE.UU

Este acontecimiento obliga a Einstein a marcharse de Alemania y a nacionalizarse como estadounidense, desarrollando al mismo tiempo un sentido pacifista.

Es increíble lo que Europa ha desatado con esta locura. (...)
En estos momentos uno se da cuenta de lo absurda que es la especie animal a la que pertenece.


Sin embargo, a pesar de ese sentimiento pacifista, Einstein también toma una fuerte posición política contra los nazis y, atemorizado por los proyectos atómicos alemanes, apoya el desarrollo de las armas nucleares en EE.UU, siendo considerado como uno de los padres de la bomba atómica.

Este punto es algo polémico, ya que mucha gente se queda sólo con el aspecto de que "Einstein apoyó las armas nucleares", siendo algo mucho más complejo. Einstein sabía que Alemania tenía el potencial suficiente para desarrollar armas nucleares y para combinarlas con su intención bélica, y pensó que la carrera atómica era simplemente éso, una carrera por ver quién llegaba antes a la bomba atómica.


En la actualidad, los físicos que participaron en la construcción del arma más tremenda y peligrosa de todos los tiempos, se ven abrumados por un similar sentimiento de responsabilidad, por no hablar de culpa. (...)
Nosotros ayudamos a construir la nueva arma para impedir que los enemigos de la humanidad lo hicieran antes, puesto que dada la mentalidad de los nazis habrían consumado la destrucción y la esclavitud del resto del mundo. (...)
Hay que desear que el espíritu que impulsó a Alfred Nobel cuando creó su gran institución, el espíritu de solidaridad y confianza, de generosidad y fraternidad entre los hombres, prevalezca en la mente de quienes dependen las decisiones que determinarán nuestro destino. De otra manera la civilización quedaría condenada.

Es más, después de lanzarse las dos bombas nucleares en Japón, Einstein firmó un manifiesto contra la proliferación de armas nucleares, el llamado Manifiesto Russell-Einstein.

"Si la tercera Guerra Mundial se hace a golpes de bombas atómicas, los ejércitos de la Cuarta Guerra Mundial combatirán con mazos"
Últimos años y Muerte

Durante la última época de su vida, Einstein intentó integrar en una misma teoría las cuatro Fuerzas Fundamentales, tarea que nunca llegó a terminar.

En el año 1955, Albert Einstein sufrió una hemorragia interna a causa de una ruptura de un aneurisma de la aorta abdominal. Rechaza la cirugía que le ofrecieron exclamando: "Quiero irme cuando quiero. Es de mal gusto prolongar artificialmente la vida. He hecho mi parte, es hora de irse. Yo lo haré con elegancia." Al día siguiente, muere uno de los mayores científicos de todos los tiempos.

Como curiosidad final, durante la autopsia, el patólogo Thomas Stoltz Harvey extrajo el cerebro de Einstein para conservarlo, sin el permiso de su familia, con la esperanza de que la neurociencia del futuro fuera capaz de descubrir lo que hizo a Einstein ser tan inteligente y creativo. Todavía hoy se conserva y se sigue estudiando para intentar encontrar "la genialidad del genio".

Fuente

Albert Einstein - Wikipedia

4 comentarios:

Kleiser dijo...

En general un articulo bastante completo sobre la vida de este gran genio. Solo añadiria que el Nobel de Fisica se los dieron por su trabajo sobre el efecto fotoelectrico, que era un tanto promiscuo (de ahi lo de casarse hasta con su prima) y que queria mas a la ciencia que a sus mujeres :D. A eso me referia en el comentario que te hice sobre la peor faceta de Einstein. Seguire esperando el de Newton :D

El Busto de Palas dijo...

¡Hola Kleiser, gracias por las aportaciones!

Como bien dices, el Nobel fue por su trabajo con el efecto fotoeléctrico, aunque también lo propusieron para el premio unos años antes, por la teoría de la relatividad especial. Sin embargo, el comité del premio Nobel no quedó satisfecho con una teoría pura y que además levantaba demasiadas opiniones en contra.

Y bueno, la verdad es que para un científico como Einstein, quizás se mejor amar más a su ciencia que a sus mujeres no? Supongo que siempre estaría pensando en sus estudios y trabajos, con la mente puesta constantemente en ellos.

En fin, me alegro de que te haya gustado esta primera mini-biografía, la próxima será de Newton, en tu honor ; ) Es curioso, tu científico favorito es el mismo que el del famoso divulgador y escritor Isaac Asimov, que consideraba a Newton como el mayor científico de la historia sin ninguna duda. En un libro suyo llamado "Cien preguntas básicas sobre la ciencia" (un libro bastante recomendable, ahora mismo lo estoy leyendo yo), reconoce que Newton es de lejos el científico más importante de la historia para él.

fifti dijo...

Como dice Kleiser, el artículo es bastante completo, toda la vida de un cientifico tan bueno tenia que ser larga, aunque sobre la peor faceta de Einstein, desde mi punto de vista era su personalidad, que resulta que no era la normal, pues lo único que puedo decir es "nadie es perfecto".

Gracias por el articulo esta muy bien, que pena no haber podido comentar en toda la samana e estado de los más ocupado y todavía lo estoy un poco, no penseis que e dajado el blog. Esque hay algunos en los que si estas mucho tiempo sin comentar o sin dar señales de vida piensan que los as dejado y te largan.

El Busto de Palas dijo...

¡Hola fifti! Ya te estaba echando de menos estos días, pero supuse que estabas ocupado, el deber es lo primero.

La verdad es que en un primer momento tenía pensado hacer el artículo de Einstein en una sola parte, pero según iba escribiendo me dí cuenta de que era mejor partirlo en dos, ya que se estaba extendiendo demasiado, es una vida muy larga como dices. Y claro, la personalidad de Einstein era así de curiosa, al igual que la de todos los genios, son diferentes a las demás personas, simplemente en algunos aspectos son más "raros", pero eso es lo que les da su genialidad. Todos los genios tienen características extrañas de este tipo.

Como siempre, estoy encantado recibir tus comentarios, aunque pases una temporada ocupado, no te preocupes si no puedes comentar durante un tiempo.

 

El Busto de Palas está bajo licencia Creative Commons | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates