Algunos relatos de Edgar Allan Poe (11ª parte) El hombre de la multitud

Hoy volvemos con Edgar Allan Poe y sus relatos pero de una forma algo diferente, ya que el cuento que veremos hoy tiene una temática distinta a la que estamos acostumbrados en este escritor. Con "El hombre de la multitud", Poe describe extensamente a la sociedad y consigue crear un ambiente de curiosidad y necesidad de conocer la identidad del personaje que aparecerá en el relato.

Como siempre, podéis leer el relato completo aquí. En esta ocasión, me veo forzado a comentar algunos aspectos del final del relato, pero avisaré adecuadamente cuando vaya a hablar sobre ese aspecto.

Breve resumen del relato (sin desvelar el final ni datos claves)

En este relato, Poe nos presenta a un curioso personaje que se está recuperando de una enfermedad. Mientras pasa las tardes en un café reflexionando sobre los distintos grupos sociales que viven en su sociedad, un extraño personaje llama su atención. Movido por la curiosidad que le provoca el aspecto del desconocido, el protagonista decide seguirlo por las calles para descubrir su identidad. Tras dos días de incesante espionaje sin descubrir nada de este desconocido por culpa de su facilidad para mezclarse con las multitudes, nuestro protagonista intentará descubrir, de una forma u otra, su verdadera identidad.

Análisis del contenido

Posiblemente, uno de los puntos más importantes en este relato es que Poe analiza todos las clases sociales que existían en su sociedad en aquél momento. A modo de excusa hasta que aparece el personaje "misterioso", el protagonista se dedica a observar a todo el mundo que pasa por la calle y reflexiona sobre lo que ve. Desde las clases más altas hasta los ladrones, hace una crítica o valoración sobre cada uno de sus aspectos psicológicos y físicos. También divide a los distintos individuos en sus respectivas clases o roles sociales, consiguiendo crear el perfil típico que debe tener cada uno de sus integrantes. Es importante destacar que lo hace de una manera muy franca, diciendo la verdad, por lo que no toma mucho cuidad en resultar amable con sus descripciones, mostrando críticas cuando es necesario.

"Se trataba fuera de duda de gentileshombres, comerciantes, abogados, traficantes y agiotistas; de los eupátridas y la gente ordinaria de la sociedad; de hombres dueños de su tiempo, y hombres activamente ocupados en sus asuntos personales, que dirigían negocios bajo su responsabilidad. Ninguno de ellos llamó mayormente mi atención"

Otra característica es la extraña necesidad que siente el individuo por conocer todo sobre los distintos personajes que va observando. En un principio, se fija en la sociedad en general; más tarde, pasa a fijarse en cada grupo social; y, finalmente, acaba por poner atención a cada individuo en particular. Según dice Poe al principio del relato, el protagonista acaba de salir de una enfermedad y tiene una capacidad intelectual más despierta de lo normal, por lo que posiblemente esta sea la causa de su obsesión por saciar su curiosidad.

"Después de varios meses de enfermedad, me sentía convaleciente y con el retorno de mis fuerzas, notaba esa agradable disposición que es el reverso exacto del ennui; disposición llena de apetencia, en la que se desvanecen los vapores de la visión interior y el intelecto electrizado sobrepasa su nivel cotidiano (...) Sentía un interés sereno, pero inquisitivo, hacia todo lo que me rodeaba"

Como es evidente en este relato, el nivel de perfección descriptiva al que llega Poe es uno de los mejores de su obra (con permiso de "La caída de la casa Usher"). Consigue describir con todo detalle a cada personaje o grupo que analiza, catalogando a cada clase social de una forma casi científica, dando cualquier tipo de diferencias útiles para diferenciarlos. El protagonista está obsesionado con clasificar a cada peatón en un grupo, y, a su vez, con clasificar a cada uno de los integrantes de cada grupo en diferentes subgrupos según sus pequeñas diferencias. Un buen ejemplo de ello lo podemos ver en el siguiente extracto:

"Los jugadores profesionales (...) vestían toda clase de trajes, desde el pequeño tahúr de feria, con su chaleco de terciopelo, corbatín de fantasía, cadena dorada y botones de filigrana, hasta el pillo, vestido con escrupulosa y clerical sencillez, que en modo alguno se presta a despertar sospechas. Sin embargo, todos ellos se distinguían por el color terroso y atezado de la piel, la mirada vaga y perdida y los labios pálidos y apretados"

Otra característica que podemos observar en el protagonista es su paciencia a la hora de conseguir lo que quiere. Con tal de no perderse detalle de lo que ocurre con el enigmático personaje al que sigue, es capaz de pasar horas e incluso días siguiéndole entre la multitud. Como hemos dicho en el resumen, finalmente acabará cansándose de este seguimiento, pero durante la mayor parte del relato espera pacientemente al desconocido.

Durante la hora y media aproximadamente que pasamos en el lugar debí obrar con suma cautela para mantenerme cerca sin ser descubierto (...) Pero, como siempre, andando de un lado a otro, y durante todo el día no se alejó del torbellino de aquella calle. Y cuando llegaron las sombras de la segunda noche, y yo me sentía cansado a morir

[Spoiler] Lo más interesante del relato es el final de la obra, ya que Poe deja un desenlace abierto y permite que cada uno lo interprete como quiera. ¿Por qué este hombre se perdía en la multitud y se camuflaba en ella continuamente? Una de las posibilidades más aceptadas es que está huyendo del recuerdo de un crimen cometido, por lo que se confunde entre las multitudes. De hecho, esta teoría parece estar apoyada por el propio protagonista en su obra, cuando afirma "Este viejo -dije por fin-representa el arquetipo y el genio del profundo crimen". Sin embargo, también se han planteado muchas otras. Por ejemplo, hay quien dice que vaga eternamente en busca de un amigo perdido, o que en realidad el protagonista y este personaje son los dos polos diferentes de la misma persona. Sea cual sea la verdadera identidad del desconocido, Poe nos da la oportunidad de jugar con las posibilidades y dar una respuesta por nosotros mismos.

Valoración personal/Recomendación

Este relato es un soplo de aire fresco para los lectores de Poe, ya que cambia considerablemente su temática de asesinatos y crímenes para pasar a una pequeña reflexión social y a una amplia descripción del escenario. En vez de basar el relato en la acción, Poe decide tomar como medio narrativo a la descripción. El ambiente conseguido, en el que las masas son como un personaje más, se debe sin ninguna duda a la magnífica descripción que hace Poe de la sociedad.

Es un relato bastante recomendable para leer a Poe de un modo algo diferente y original. Y, por supuesto, son un final bastante interesante, que no defraudará a aquellos que siempre disfrutan con los finales sorprendentes de Poe (pero de una forma diferente, claro está)

Fuentes

El hombre de la multitud - Wikipedia
1ª imagen
2ª imagen
3ª imagen
4ª imagen

4 comentarios:

Dani dijo...

Nadie como Poe para reflejar eso que se viene a llamar "tomarle el pulso a una ciudad". Es algo que a mí me encanta observar cuando viajo a ua gran ciudad. Excelente reseña/recomendación.

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

Es curioso porque no me acordaba de este relato, cierto es que debe de hacer unos ocho o nueve años desde que los devorés en una semana (y relei algunos por curiosidad), es un relato que no parece de Poe, es casi "bonito" pero no alegre, quizás decadente es la palabra. Lo que me ha gustado de tu artículo son los spoiler, pues cuando los leí internet no estaba tan extendido (tenía que ir a las bibliotécas y no había manera de poder encontrar estas opiniones. Una de ellas me ha recordado al peliculón de "El maquinista", ya sabes, esa en que Christian Bale" se convierte en un palillo por exigencias del guión.

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

@Dani: La verdad es que sí, Poe era un genio para las descripciones, consigue dar todo tipo de detalles, pero con arte y delicadeza. Curiosa tu afición, yo no lo había pensado nunca XD A partir de ahora me acordaré cuando vaya de viaje y probaré a ver ;-)

Gracias por comentar.

@Alejandro (vuestro humilde narrador): Dejemos el ambiente en "cruda realidad". En mi opinión Poe describe a su sociedad con todo el realismo posible, nos da todos los detalles destacables sobre ella y además nos dice pequeños trucos para diferenciarla. Ahí está la clave del relato, las descripciones. Me alegro de que te gustaran los spoilers, veía necesario añadirlos ;-)

La peli no la he visto (no tengo demasiada cultura cinéfila, lo reconozco). Me la apunto :)

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

Bueno, supongo que como en toda descripción hay puesta una subjetividad, me tomaré su cuento como la visión de Poe de la burguesía, de lo que le rodeaba, por decirlo de algún modo.

Si, "El maquinista" a parte de servirme de referencia es una película bastante recomendable, es moderna y tiene pocos medios, pero la atmósfera que crea, el misterio que hay, quizás si que tiene que ver algo con el Poe.

 

El Busto de Palas está bajo licencia Creative Commons | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates